Tecnología para los negocios - Qué es la brecha digital y cómo puede afectar a tu empresa


Qué es la brecha digital y cómo puede afectar a tu empresa

Qué es la brecha digital y cómo puede afectar a tu empresa

La tecnología forma parte de nuestro día a día. Es un elemento clave en el desarrollo y progreso de la sociedad.

De allí que existen principios que en el mundo globalizado se consideran básicos como la conexión a Internet.

Según World Stats, en África menos del 40 % de sus habitantes tienen contacto con el servicio de Internet, frente al casi 90 % de los europeos.

Pues bien, a esto se llama brecha digital. Un concepto que se refiere a la desigualdad que existe entre las personas que pueden tener acceso y conocimientos sobre las nuevas tecnologías y aquellas que no.

Hace años se creía que este desequilibrio pasaría a otro plano con el tiempo y gracias a la disponibilidad de dispositivos electrónicos con conexión a Internet. Sin embargo, esta disparidad continúa e incluso podemos decir que ha aumentado.

El problema se produce tanto en el acceso a las nuevas tecnologías o primera brecha digital, como en la utilización y comprensión de estas o segunda brecha digital.

Los factores intervienen en la brecha digital

Las causas que provocan la brecha digital se engloban con base en diferentes criterios.
El primero de ellos es el económico. En la actualidad, no todas las personas pueden comprar un móvil o un ordenador para conectarse a Internet.

De hecho, las tarifas de Internet demandan un coste adicional que limita el acceso a la red. Compañías como Facebook y Google trabajan en estructuras para que el Internet sea universal y llegue a todos los hogares. Por supuesto, que todavía hay un extenso camino que recorrer con esta propuesta.

Además de los factores económicos, muchas personas en el mundo no cuentan con conexión a Internet por problemas políticos en su país. Por ejemplo, en Corea del Norte, el uso de esta tecnología está al alcance de muy pocos.

Incluso, la actitud, la formación, el tiempo o el sexo también son algunos elementos que pueden provocar que esta brecha cada vez sea más extensa.
Si hablamos de la brecha digital geográfica. Hay muchas zonas en el mundo que, por su ubicación, se hace difícil llegar a las infraestructuras necesarias para tener unos adecuados servicios de TIC.

En este caso, todavía hay zonas rurales sin cobertura para internet, o el acceso a las tecnologías de la información es muy reducido.

Contrario a lugares urbanos donde existen más posibilidades de llegar a ellas desde el hogar, en las escuelas, parques, bibliotecas y zonas WiFi.

Otro de los factores que ha influido en la brecha digital es la desigualdad laboral entre hombres y mujeres. La pausada incorporación de las mujeres al ámbito productivo también incide en la adopción y uso de las nuevas tecnologías entre géneros.

Las personas más jóvenes y que han nacido en la era de las nuevas tecnologías, están más acostumbradas y las consideran parte de su vida. Sin embargo, las de edad más avanzada tienen muchos más problemas a la hora de manejar equipos de última tecnología.

¿Cómo nos afecta la brecha digital en la sociedad?

Son muchas las ventajas de navegar por internet, una tecnología que desde que llegó ha revolucionado el mundo, pero no tener acceso a esta tecnología afecta negativamente a las oportunidades de todos los ciudadanos.

Esto significa que el tema de la brecha digital pone sobre la mesa de discusión un aspecto fundamental: ¿el acceso a internet debe ser un derecho básico, universal y gratuito para toda la sociedad?

En este sentido, el Foro de Gobernanza de Internet (FGI) que es un espacio para el diálogo sobre cuestiones relacionadas con el desarrollo de la tecnología ha discutido las opciones de cómo se puede garantizar el acceso para todos y crear conciencia sobre la importancia de para los derechos como la libertad de expresión o de prensa.

Hasta los momentos hemos contabilizado varias iniciativas para lograr que el acercamiento a internet sea adoptado como un derecho humano. Por ejemplo, en el 2016 la ONU aprobó un documento que señala que el acceso a internet debe ser adoptado como un derecho crucial para todas las personas.

Aunque la iniciativa no es vinculante y ninguna Nación está obligada a cumplirla, puede servir para que la sociedad se organice y exija a sus gobiernos que avalen la iniciativa.

En la actualidad, casi 1.300 millones de niños y niñas con edades entre 3 y 17 años no cuentan con conexión a internet en sus viviendas, según un estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Esta situación trae como consecuencia directa la pobreza, ya que en las regiones con ingresos bajos y más zonas rurales, las familias no tienen dinero para contratar un servicio de conexión.

Dentro de esta cifra está latente una brecha digital de género porque las mujeres reciben menos beneficios que los hombres del poder transformador de las tecnologías digitales. Esto se debe a que no disponen de dinero, trabajo o dispositivos electrónicos.

Para los expertos, el panorama es gris. En un mundo que lleva recorrido un largo camino en la digitalización, pero la falta de democratización en el área ha sido uno de los obstáculos.

Cómo afecta la brecha digital a la economía

El desarrollo económico y la mejora de la productividad provienen de diferentes fuentes como la industrialización, y la automatización.

En los próximos años este crecimiento estará ligado en gran medida a las tecnologías de la información y la comunicación.

Es un hecho que las personas necesitan nuevas habilidades y las naciones deben destinar recursos para impulsar el acercamiento a distintas tecnologías y desarrollar políticas que permitan acogerla en un entorno seguro.

Es cierto que se han registrado numerosos avances en la materia, pero sigue latente la profunda brecha digital que hay entre los ciudadanos a nivel mundial.

El hecho que solo una parte de la población mundial pueda y conozca sobre la tecnología de la información abre grandes desigualdades y obstruyen el desarrollo económico de los individuos.

De acuerdo con datos aportados por World Stats correspondientes al 2020, la penetración de internet va desde el 39,3 % en África, al 94,6 % en Norteamérica, pasando por el 55,1 % en Asia o el 87,2 % en Europa.

Este escenario se vivió en la pandemia por la COVID-19, etapa en que fue muy visible la falta de competencias digitales en los centros educativos, profesores y alumnos.

Cuando hacemos referencia al analfabetismo digital es necesario hablar de las posibilidades de hallar trabajo u obtener uno de calidad, situación que aumenta las diferencias sociales.

En la desigualdad contribuyen varios tipos de escenarios. Por un lado, tener un dispositivo electrónico con acceso a internet. Para millones de personas, la compra de un móvil representa un desembolso económico muy alto.

Además, el comercio electrónico no está al alcance de todo el mundo, ya sea por limitaciones logísticas, no contar con tarjetas de crédito o cuentas bancarias que sirvan para realizar la transacción o la inexistencia de regulaciones que protejan a los consumidores en línea.

Por otro lado, como ya hemos visto, la mitad de la población no goza de conexión a internet, ya que este recurso requiere de inversiones e infraestructuras muy costosas para la región menos desarrollada y para las zonas rurales.

Hay un extenso trecho para reducir esta brecha digital a nivel mundial, lo que va a permitir a los países en desarrollo ascender en la escalera digital y avanzar en la prosperidad económica.

En este sentido, debemos nombrar el proyecto Starlink, de Elon Musk, que está trabajando para crear una constelación de satélites de internet con el objetivo de brindar un servicio de banda ancha, cobertura mundial y a bajo coste.

También está la Alianza para un Internet Asequible (A4AI, en sus siglas en inglés), que se trata de una coalición global que trabaja para abaratar el coste de acceso a Internet en países con rentas per cápita bajas.

Otra propuesta es el proyecto Going Digital, originado por la OCDE en 2017, incentiva a los países y gobiernos a diseñar políticas para adoptar mejor la transformación digital.

Lo cierto es que el desequilibrio, está lejos de acortarse, más bien se expandirá, afectando a los países subdesarrollados. Ya queda de parte de los gobiernos avanzar en el tema.

El impacto en España

En España, las cifras reflejan que más del 80 % de las personas tienen acceso a internet.
Lo que quiere decir que forma parte de los países con la primera brecha digital muy reducida.

Pero, ¿qué hay de la segunda brecha digital, que tiene que ver con la comprensión y uso de las nuevas tecnologías?

Un informe diseñado en el 2020 por la Unión General de Trabajadores (UGT) asegura que un 70 % de los españoles tiene conocimiento básico o menor del funcionamiento o manejo de las TIC.

Además, asegura la organización sindical que la desigualdad digital puede convertirse en algo sistémico dentro del ámbito laboral. En este sentido, explican que el 45 % de los trabajadores tiene bajos conocimientos a la hora de laborar con equipos o sistemas informáticos.

Con el avance de las nuevas tecnologías, existe la posibilidad de que la brecha digital esté presente a la hora de acceder a puestos más importantes. Por lo tanto, las personas con problemas para desenvolverse con las TIC no tienen la misma posibilidad de ascender en las empresas.

¿Se puede reducir?

Eliminar la brecha digital en el mundo es el objetivo de muchas organizaciones y asociaciones internacionales que se ocupan de la gobernanza de Internet.
Es por eso que Organismos como la ONU o la Unión Europea han diseñado propuestas. Entre ellas están:

  • Instalar infraestructuras. En especial en aquellas zonas donde la accesibilidad a los servicios de internet son difíciles.
  • Promover más programas de formación para los colectivos vulnerables. Tal es el caso de las personas de la tercera edad, migrantes, trabajadores con bajo nivel de estudios, entre otros.
  • Aumentar la inversión pública y privada. Para la digitalización de las empresas y alcanzar soportes técnicos de calidad.
  • Optimizar la relevancia del contenido en línea. Esto se debe a que millones de personas no pueden hallar contenido, servicios en línea o aplicaciones en su idioma local.
  • Abordar la brecha de género en el acceso a Internet. Hay que prestar especial atención a las mujeres que viven en países de ingresos bajos que no tienen teléfonos móviles.

El esfuerzo para disminuir el desbalance de género recae en las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que deben asociarse y trabajar juntas.

La igualdad en el área es un tema que los gobiernos aún no han decidido si institucionalizar el derecho de acceso a Internet.

Para considerar el Internet como un bien común, es necesario garantizar que todas las personas tengan un acceso libre e igualitario a él.

En este sentido, los estados deben contribuir a formar a su población, de lo contrario, el desequilibrio social, económico y de género seguirá creciendo.

Danos tu opinión

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay valoraciones)
Cargando...

¿Eres un proveedor de soluciones TIC y quieres aparecer en este portal?

¿Eres una empresa y no encuentras lo que estás buscando?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe, cada dos semanas, todas las novedades sobre las tecnologías de la información para empresas.

Información básica sobre protección de Datos
Responsable Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid
Finalidad Trataremos sus datos personales con la finalidad de gestionar esta contratación, así como para mantenerle informado sobre los productos y servicios ofrecidos por esta Corporación
Legitimación Ejecución del contrato
Destinatarios No se cederán los datos personales a terceros, salvo obligación legal o salvo indicación expresa
Ejercicio de derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que se detallan en la información adicional
Información adicional Puede consultar la información adicional y detallada sobre la política de privacidad en la web www.camaramadrid.es

EMPRESAS TIC

INTEGRAL INNOVATION EXPERTS
indigitall
Yooz
AuraQuantic
Camerdata
Cefiros
Dreamtech5
Fandit
HSI
Pagero
RegTech Solutions
Samsung
SCC
Sige21
StartGo Connection
Abast
Dársena21
Normadat
QUALYS TECHNOLOGIES S.A
XPARTANS
Exponential IT Consulting
AmyPro
Abana
CIN
CPMmatters
Dokify
Fullcircle
GlobalSuite Solutions
Infofive
ISAIG Tecnología
morgan media
Nanfor
Nestrategia
QUIMEL S.L
Tadibox
Telsystem
Wiwink
Zertia
Zoho

COLABORADORES

Camerfirma
IPI Singapore
Madrid Tech Show
Meta World Congress
pymes.com
Santander
Wolters Kluwer
Metaverso.pro